Culminadas las obras de la Calle Ramón y Cajal.

Puebla de Don Fadrique ha estrenado pavimentación, alumbrado, ajardinamiento y mobiliario urbano de la calle Ramón y Cajal. Estos cambios han sido posible por los planes de Obras y Servicios de la Diputación de Granada. La diputada delegada de Economía, Fomento y Contratación, Inmaculada Hernández, ha visitado las obras, que llevan tres meses de ejecución, y ha felicitado en un comunicado que el proyecto “conlleve la creación de empleo y riqueza” para la zona norte de la provincia.

Ha anunciado que las obras se han finalizado dos meses antes del plazo previsto “por la premura que nos exigía terminar una calle vital para Puebla de Don Fadrique”. Además, ha informado de que han contado con una inversión total de 153.096,45 euros, de los que el Consistorio poblato ha aportado 11.961,80 €, cuantía repartida entre dos anualidades del 50 por ciento del importe correspondientes a los años 2012 y 2013.

Hernádez ha afirmado que “respetando la autonomía local de los municipios, la Diputación de Granada coopera económicamente con todos los pueblos de la provincia en la elaboración de sus obras e infraestructuras”. “En el caso de Puebla de Don Fadrique, con una inversión superior a los 150.000 euros para el arreglo de esta calle que será el disfrute de los vecinos del municipio”, ha reseñado la diputada delegada.

El alcalde de Puebla de Don Fadrique, Mariano García, ha agradecido que la obra haya generado empleo, en concreto entre seis y siete puestos de trabajo, por un plazo de tres meses. “Por tanto, la administración pública, tanto la Diputación Provincial y el Ayuntamiento, tienen que contribuir a la creación de empleo, riqueza e infraestructuras que atraigan al turismo, le den belleza a nuestros municipios y ello sirva como aliciente para crear empleo y generar progreso”, ha destacado el primer edil.

El arreglo con cargo a los planes de Obras y Servicios de la Diputación de Granada incluye la ejecución de los servicios de saneamiento, abastecimiento, obra civil para el soterramiento de las redes de baja tensión y alumbrado público de la calle Ramón y Cajal. La pavimentación ha consistido en que las aceras irán a nivel de la calzada, de anchura variable, delimitadas por el encintado de una hilera de adoquín de color rojo en ambos lados de la calzada, dando un ancho constante a la vía útil de tráfico rodado en esta calle y terminadas en adoquín rojo hasta las fachadas, sobre solera de hormigón de diez centímetros de espesor apoyada sobre base granular de zahorra artificial e impermeabilizada con proyección de plástico impermeable. La calzada queda delimitada por encintados y se resuelve con adoquín de color gris sobre solera de hormigón de diez centímetros de espesor con malla, apoyada de zahorra artificial de 15 centímetros de espesor.

Compartir